data-src=

6 min

Verdadero o falso ? 8 conceptos erróneos sobre los complementos alimenticios

Los déficits de alimentos son más relevantes que nunca. De acuerdo a un estudio de la OMS sobre las carencias de micronutrientes, se dice que el 40% de la población mundial carece de hierro y el 20% de zinc, por citar sólo dos ejemplos.  

 

¿Cómo curarlo?  

 

Además de una dieta sana y equilibrada, los complementos alimenticios constituyen una solución fiable y eficaz para suplir estas carencias. Pero no siempre tienen buena prensa y existen muchas creencias, válidas o no, sobre ellos.  

 

Desenredamos lo verdadero de lo falso en estas 8 ideas preconcebidas principales sobre complementos alimenticios.

Idea recibida n°1: los complementos alimenticios son inútiles si se lleva una dieta variada y equilibrada

👉 FALSO ❌ (en la práctica)

 

En teoría, esto podría ser cierto si se presta extrema atención a la dieta; pero en realidad no consumimos suficientes frutas y verduras, a veces también pescado y carne. Y aún así: los productos que consumimos suelen estar muy procesados ​​y, por tanto, despojados de gran parte de sus nutrientes y minerales.  

 

Algunos nutrientes esenciales son bastante difíciles de encontrar en los alimentos, como el omega 3, presente en los pescados grasos, por ejemplo.  

 

En resumen, incluso una dieta equilibrada (¡o lo que creemos que es!) no invalida el beneficio de los complementos alimenticios.

Concepto erróneo n.º 2: no están regulados

👉 FALSO ❌ 


Aunque los complementos alimenticios no son medicamentos (¡otro error común!), esto no significa que cualquiera pueda venderlos poniendo cualquier cosa en ellos. Están considerados por la legislación francesa como productos alimenticios y, por tanto, deben cumplir las obligaciones legales correspondientes.  


Se trata, en particular, de la composición de los complementos alimenticios, cuya lista de vitaminas, minerales, plantas, etc. está definida por ley. Esta composición también debe reproducirse íntegramente en la etiqueta del suplemento. 

Concepto erróneo n.º 3: no son eficaces

👉 FALSO ❌  

 

La eficacia de los complementos alimenticios ha sido demostrada por numerosos estudios y organizaciones, ya sea para cubrir déficits nutricionales, limitar las deficiencias relacionadas con una mala alimentación o ayudar a determinadas categorías de personas.  

 

El beneficio de un complemento alimenticio sólo puede argumentarse ante el consumidor si la eficacia de sus sustancias ha sido reconocida y probada científicamente por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria). La ANSES (Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria, Ambiental y de Salud Ocupacional) también ha reconocido la utilidad de los complementos alimenticios para personas con carencias. 

Concepto erróneo n.º 4: solo están diseñados para deportistas

👉 FALSO ❌    


¡Este es un cliché que es difícil de eliminar! Si bien es cierto que algunos deportistas, especialmente los aficionados al culturismo, hacen un uso recurrente de complementos alimenticios para, por ejemplo, ganar masa muscular y mantener un alto nivel de energía, la suplementación puede servir para muchos otros fines.    


Por ejemplo, existen complementos para reducir el estrés y promover el sueño, suplementos para cuidar su piel, uñas y cabello, o incluso para mantén tu inmunidad. Los complementos alimenticios para el deporte y el culturismo en realidad representan sólo una parte del mercado nutracéutico. 

Idea recibida n°5: son necesariamente necesarios para nosotros en algún momento de nuestra vida.

👉CIERTO ✅  

 

Varias etapas concretas de la vida influyen en nuestro organismo y, por tanto, hacen que la ingesta de complementos alimenticios sea especialmente útil. Este es el caso, por ejemplo, durante la adolescencia, que requiere, por ejemplo, una ingesta adicional de calcio. Pero las deficiencias también son más pronunciadas en las mujeres y las mujeres embarazadas, cuyas necesidades son mayores, o en las personas mayores, que pueden carecer de calcio y vitaminas B1 y B12.  

 

Si eres vegano, por ejemplo, ¡un suplemento de vitamina B12 (que sólo se encuentra de forma natural en los animales) también puede ser esencial!

Concepto erróneo n.° 6: son peligrosos

👉 FALSO ❌  


Como hemos visto, los complementos alimenticios son eficaces y están muy regulados. Varios organismos de control elaboran informes periódicos sobre los casos de problemas relacionados con los suplementos, extremadamente raros en comparación con el volumen de ventas.  


Por supuesto, los complementos alimenticios vienen con instrucciones y una dosificación precisa a seguir. Evidentemente, respetarlos es una condición imprescindible para garantizar un consumo sin riesgos. 

Concepto erróneo n°7: deben consumirse en ayunas

👉 VERDADERO ✅ y FALSO ❌  


No existe una regla inmutable a este respecto. Las formas de consumo de los suplementos varían de un producto a otro, según sus funciones y sus composiciones.  


Por ejemplo, el carbón o los probióticos se deben tomar con el estómago vacío, mientras que las vitaminas se deben tomar con las comidas. Por tanto, es importante, una vez más, seguir atentamente las prescripciones de cada complemento alimenticio.

Idea recibida n°8: es necesaria prescripción médica para consumirlo

👉 FALSO ❌ pero…  

 

…es incluso mejor si tu médico te lo recomienda. Los complementos alimenticios no son medicamentos, por lo que están disponibles gratuitamente, sin necesidad de prescripción médica. Dicho esto, su médico, a través de su relación privilegiada con usted, conoce muy bien sus especificidades y, por tanto, será un contacto perfecto para aconsejarle sobre tal o cual complemento dietético, según sus necesidades.  

 

También es cada vez más habitual que los médicos prescriban complementos alimenticios.

Compartir este artículo

Relacionado con el artículo

Productos Recomendados

Continuar leyendo

04/01/2023

Caída del cabello: ¿y si fuera una deficiencia de vitamina D?

Leer más

5 min

25/11/2022

Probióticos contra el acné: ¿una solución natural para una piel bella?

Leer más

5 min

30/05/2023

Por qué tomar omega 3: ocho beneficios esenciales

Leer más

6 min